¿Sientes molestias en las encías? Causas y Soluciones

¿Sientes molestias en las encías? Causas y soluciones

El picor o quemazón de las encías puede ser un signo de varias condiciones diferentes. Estos incluyen enfermedades de las encías, alergias, cambios hormonales y otras causas poco comunes. Averiguar con precisión qué puede estar causando esta molestia te garantizará encontrar un tratamiento para que puedas olvidarte del problema por mucho tiempo.

La salud dental es más que solo tus dientes. tus encías, el delicado tejido que protege sus dientes, raíces y nervios, son muy sensibles. Ellos también necesitan tu cuidado. Sin él, las encías pueden desarrollar varios tipos de condiciones dentales crónicas que pueden llevar a consecuencias graves.

Este artículo es una aproximación básica para que tengas una idea inicial. Si no estás seguro de qué causa sus síntomas, reserva una cita con un dentista. Un estudio básico previo será suficiente para obtener los primeros indicios sobre los que ir trabajando. Existen 8 causas principales que podrían encajar con tu situación:

Lesiones de las encías

Los traumatismos o lesiones en las encías pueden causar dolor, molestias y picazón. Estas lesiones pueden ser el resultado de una lesión física, como una lesión sufrida durante alguna actividad deportiva. Una lesión también puede ser el resultado de ciertos comportamientos de los que no somos conscientes. El rechinar de los dientes, también llamado bruxismo, puede causar dolores de cabeza, mandíbula e incluso ardor en las encías. Las encías también pueden irritarse y picar debido al uso de cigarrillos electrónicos y vapores.

Acumulación de placa

Una delgada capa o película de placa, una sustancia incolora y pegajosa, puede acumularse con el tiempo. El moco y los alimentos se mezclan con las bacterias para crear un crecimiento excesivo de placa. Con el tiempo, la placa puede conducir a la enfermedad de las encías. Los síntomas de la acumulación de placa pueden incluir sensibilidad de las encías, sangrado al cepillarse y encías que pican.

Gingivitis

La primera fase de la enfermedad de las encías es la gingivitis. Otro nombre para la enfermedad de las encías es la enfermedad periodontal. La gingivitis es una forma leve de la enfermedad y es causada por la acumulación de placa. En esta fase, es probable que la gingivitis no haya causado complicaciones adicionales.

Reacciones alérgicas

Una sensibilidad o alergia a ciertas cosas puede causar picazón en las encías. Estos incluyen alimentos, semillas, medicinas y mascotas. Incluso las alergias estacionales a ciertos tipos de cultivos puede agravar la incomodidad.

Cambios hormonales

Los cambios en los niveles hormonales naturales pueden afectar la sensación de las encías. Las mujeres durante el embarazo, la pubertad, la menstruación o la menopausia pueden experimentar comezón en las encías con más frecuencia. También pueden experimentar otros síntomas orales, como dolor, sensibilidad y sangrado durante estos momentos.

Boca seca

Tu boca, en condiciones normalees, hace un buen trabajo al regular tu humedad natural. El estilo de vida y el estrés asociado es un factor de influencia. Algunas veces, ciertas condiciones médicas o medicamentos pueden evitar que su boca produzca suficiente saliva para mantener húmedas sus encías y su lengua. Esto puede llevar a la sequedad de boca y uno de los síntomas más comunes de esta afección es la irritación en las encías.

Aparatos dentales mal ajustados

Las dentaduras y ortodoncias que no encajan bien pueden causar problemas. Si hay hueco entre el aparato y tus encías, los alimentos pueden colarse. Las bacterias pueden comenzar a crecer y se puede desarrollar una infección. Esto puede provocar inflamación, sensibilidad e irritación en las encías.

La solución al problema más frecuente: La gingivitis

¿Los problemas de encías, se pueden curar?

La gingivitis es una inflamación del tejido de las encías alrededor de los dientes. Debido a que la gingivitis generalmente es indolora y tiene síntomas muy leves, muchas personas que la tienen lo desconocen. ¿La gingivitis es curable y prevenible? ¡Totalmente! La gingivitis se puede prevenir y además se puede reducir la ya existente, con una buena higiene oral y un poco de ayuda de tu dentista habitual.

¿Qué causa la gingivitis?

Cuando la placa se acumula en los dientes y no se elimina con un cuidadoso cepillado y uso de hilo dental, puede convertirse en una sustancia aún más dura llamada sarro. El sarro se acumula en la base de los dientes, irrita tus encías y crea un área donde se acumula más placa en la parte superior del sarro y continúa causando más irritación al tejido de tus encías.

Si bien la mayoría de la gingivitis es causada por un cuidado dental deficiente, existen otros factores que pueden contribuir a la enfermedad de las encías. La gingivitis es más prevalente en las mujeres embarazadas, por ejemplo, así como en las que atraviesan la pubertad o la menopausia, ya que los cambios hormonales afectan a las bacterias en la boca. Fumar, la diabetes y las deficiencias de vitaminas también pueden aumentar tu riesgo de gingivitis.

¿Cómo puedes saber si tienes gingivitis?

La primera indicación de que podría tener gingivitis es una pequeña cantidad de sangre en tu cepillo de dientes o en el lavabo cuando se cepilla los dientes. También puede notar que sus encías están más rojas y son menos firmes de lo que deberían ser. Tu odontólogo e higienista dental pueden diagnosticar la gingivitis simplemente al observar las encías visualmente, por lo que si estás preocupado de que puedas tener gingivitis, debes programar una cita lo antes posible.

¿Se puede curar la gingivitis?

La gingivitis puede solucionarse al eliminar el sarro que está causando la irritación en las encías. Tu dentista puede eliminar el sarro existente que irrita las encías al limpiar mediante técnicas como el curetaje / raspado y alisado radicular. Después de una limpieza profesional, lo importante es no descuidar los hábitos de mantenimiento libres de sarro cepillando los dientes dos veces al día con una pasta de dientes con control de sarro y usando hilo dental al menos una vez al día.

El uso de un enjuague bucal después del cepillado también puede ayudar a prevenir la acumulación de sarro en los dientes. Al cepillarte bien y usar el hilo dental con regularidad, podrás tener encías sanas durante mucho tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *