¿Piensas ponerte un implante dental? Las 8 preguntas más importantes

¿Piensas ponerte un implante dental? Las 8 preguntas más importantes

1. Los Implantes: ¿Qué son?

Un implante dental es un sustituto artificial de la raíz natural del diente. Se trata de una pequeña pieza de titanio, material compatible biológicamente con los tejidos de tu boca, que cicatriza en el hueso y se adapta de forma natural a las cualidades del hueso de los maxilares (tus mandíbulas).

Gracias a esta fijación de titanio al hueso podemos reemplazar  uno o más dientes perdidos. Sobre el implante colocamos la  prótesis mediante el  pilar, y aseguramos un ajuste perfecto con la corona de cerámica puente o prótesis completa para toda  una mandíbula, devolviendo así al paciente la función masticatoria y estética dental.

Te explicamos con detalle 2 requisitos importantes para un implante dental:

  • Que sea Biocompatible: Capacidad de algunos materiales para adaptarse y ser aceptados por el organismo.
  • Osteointegración: Capacidad de los materiales de crear una afinidad biomecánica con el hueso que evitará problemas de rechazo y reacciones de los tejidos orgánicos. El material más conocido es el titanio.

Además te explicamos las 3 partes principales de un implante dental:

  • Prótesis: Es la pieza base que se integra en el hueso. El material puede ser zirconio, metal, cerámica, etc.
  • Pilar: Elemento estructural que acomoda la corona y donde se ajustará la prótesis. Es la conexión entre la prótesis y el implante.
  • Corona: Porción visible de la prótesis que sustituye completamente las funciones de las piezas dentales perdidas. El aspecto superficial y la funcionalidad resulta totalmente natural.

2. ¿Se pueden sustituir varios dientes?

Absolutamente. Los implantes dentales son la solución idónea para todo paciente que le falte uno o más dientes. Existen 3 métodos principales que se adaptan a distintas necesidades:

  • La sustitución de un solo diente. Una corona colocada en un implante, ya sea en el maxilar superior o el inferior.
  • Sustitución de varios dientes. Se pueden colocar coronas individuales sobre implantes o un puente fijo adaptado a dos o más implantes.
  • Sustitución de todos los dientes. Los implantes dentales son la mejor solución ya sea en el maxilar superior o inferior. Puedes elegir entre un puente fijo adaptado a varios implantes o una prótesis desmontable ajustada mediante dispositivos de anclaje  a implantes dentales

3. ¿Cualquier persona puede llevar implantes dentales?

Los implantes dentales están indicados para aquellas personas que hayan perdido uno o varios dientes debido a problemas diversos. El único inconveniente podría ser la falta de hueso u otra problemática clínica tan severa que imposibilitaría la colocación del implante.

4. ¿Mejorará mi calidad de vida con los implantes?

Experimentarás un aumento de la seguridad y la confianza en tu entorno social y profesional, podrás volver a reír con total  relajación gracias a una combinación de mejoras estéticas y funcionales. Y lo más importante, podrás  masticar con fuerza y sin miedo. Podrás recuperar algo que siempre te acompañó: el matiz de tu voz. La resonancia de tu voz al hablar recuperará esa cualidad fonética que te hace único al expresarse en el día a día.

5. ¿Cuál es el efecto en el día a día y su durabilidad?

Siguiendo los cuidados y revisiones periódicas en clínica, la durabilidad de los implantes es la misma que la de tus dientes naturales. Los dientes colocados mediante implantes dentales se ven y se siente como los tuyos propios. Un implante bien estructurado garantiza la funcionalidad y la estética. La sensación de confort, confianza y autoestima resultan muy notables en la gran mayoría de pacientes.

6. ¿Qué pasos previos son necesarios antes de recibir un implante?

Un examen inicial proporciona detalles importantes sobre la estructura de tu boca.

Lo primero es estudiar la mordida para ver de qué manera tus maxilares y tus dientes se combinan al morder. El estado de tus maxilares, encías, cabeza y cuello también se analiza. Esto se hace para ver si tu boca está lista para aceptar implantes. Durante el examen:

  • Se mide la altura  y el ancho de tus maxilares. Esto se hace para comprobar que haya cantidad suficiente de hueso para sostener el implante.
  • Se examinan las encías para ver si muestra signos de enfermedad periodontal. Es necesario tratar las encías enfermas antes de colocarle un implante.
  • Asimismo, se revisa el tejido circundante para ver si hay una base firme para rodear un implante.

Las pruebas de diagnóstico por imágenes son una parte fundamental de su evaluación dental. Permiten ver partes de la boca y de la cabeza que no alcanzan a verse  durante un examen básico. Las pruebas de  diagnóstico por imágenes también ayudan a  que su cirujano sepa más sobre la cantidad  y la calidad del hueso de su boca. Entre las técnicas más usadas y precisas se encuentran la radiografía 2D, la tomografía digital (TAC) y la radiología 3D.

7. ¿Resulta doloroso recibir un implante?

No. El dolor no suele aparecer en la gran mayoría de intervenciones. Tanto en los procedimientos previos como en la colocación podría llegar a sentir alguna pequeña molestia o incomodidad que puede ser neutralizada con total rapidez en cuanto se manifieste. Se utiliza anestesia local común. Durante la cirugía y las horas posteriores a la intervención las sensaciones son las mismas a las de la extracción rutinaria de una pieza dental (un molar).

8. ¿Qué mantenimiento y cuidados debo tener después de la colocación del implante?

Tan solo son necesarios los cuidados diarios propios de los dientes originales. Sí resulta importante seguir las indicaciones del doctor en cuanto a particularidades propias del historial clínico del paciente y sobre la evolución del proceso de adaptación de las nuevas piezas en días posteriores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *